Oraciones para la bendición de la mesa

El cristiano, antes y después de comer, tanto si lo hace solo como si comparte los alimentos con otros hermanos, da gracias a Dios providene por los manjares que cada día recibe de su bondad. No deja de recordar, además que el Señor Jesús unió el sacramento de la Eucaristía al rito de un banquete y que, una vez resucitado de entre los muertos, se manifestó a los discípulos al partir el pan.
(bendicional, 883-884)

 

Antes de la comida

Señor Dios, te damos gracias porque nos haces partícipes de tus maravillas;

te alabamos por los dones de tu amor y te bendecimos por la amistad que nos concedes vivir en torno a tu mesa.

Que esta comida en sencillez de corazón y en alegría sea profecía del banquete del reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén. 

 

Después de la comida

 

Nos hemos saciado, Señor, con los bienes que nos has dado, cólmanos también de tu misericordia.

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. 

Amén.

 

 

Hoy que sé que mi vida es un desierto,

en el que nunca nacerá una flor,

vengo a pedirte, Cristo Jardinero,

por el desierto de mi corazón.

 

Para que nunca la amargura sea

en mi vida más fuerte que el amor,

pon, Señor, una fuente de alegría

en el desierto de mi corazón.

 

Para que nunca ahoguen los fracasos

mis ansias de seguir siempre tu voz,

pon, Señor, una fuente de esperanza

en el desierto de mi corazón.

 

Para que nunca busque recompensa

al dar mi mano o al pedir perdón,

pon, Señor, una fuente de amor puro

en el desierto de mi corazón.

 

Para que no me busque a mi cuando te busco

y no sea egoista en mi oración,

pon tu cuerpo, Señor, y tu palabra

en el desierto de mi corazón.

 

Amén.

El mensaje de Jesús para tí

 

¡Bienvenidos! 

Querida Joven muchacha o muchacho, hoy Jesús te mira a los ojos y te dice desde su corazón lo importante que eres tú para Él.


Él quiere dirigirte su mirada para hablarte del mensaje que Dios tiene para tí. Sólo necesita que le prestes un poco de tu tiempo. Hasta ahora le has prestado mucha atención a otras cosas que no te han dado la felicidad que buscas.

 

Querido Joven, querida muchacha, tú que que amas la verdad, el amor, la alegría y la amistad sincera, en esta sección encontrarás el Mensaje que Jesús trajo de Dios para tí personalmente.

 

Lee estás páginas con un corazón humilde y encontrarás a Jesús mismo y Él te dará la alegría perfecta que no la da el mundo.

 

Este sitio es para tí;

Joven Cristiano,

Joven en Cristo,

Simplemente Joven,

o si eres

Joven de espíritu.

¡Alégrate Joven, Jesús te ama!

 

Si buscas consejo, acude a Jesús;

si buscas amor, ven a Jesús;

Escucha a Jesús que te dice;

ven y sígueme; deja tus redes:

 

«Venid a mí todos los que estáis

fatigados y sobrecargados,

y yo os daré descanso.

Tomad sobre vosotros mi yugo,

y aprended de mí, que soy manso

y humilde de corazón;

y hallaréis descanso para vuestras almas.

Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.»  Mt 11:27-30 

Buenos enlaces

Ayuda a otros a encontrar este
sitio, haz clik sobre el botón +1

Joven en Cristo

Granada, Nicaragua

 

http://jovenencristo.jimdo.com